La definición de la autoestima es la manera en que nos juzgamos y evaluamos. Dicho de otra forma, la autoestima es cómo nos sentimos con nosotros mismos.

La pérdida de autoestima es una circunstancia que se da frecuentemente en las personas mayores. Unas ya no tienen las mismas capacidades físicas y mentales y tienen grandes limitaciones para hacer tareas sencillas y cotidianas, por lo que necesitan la ayuda de sus familiares.

El paso de los años hace especialmente complicado mantener una autoestima alta. Frecuentemente las personas de avanzada edad presentan altibajos en su autoestima que es muy importante combatir para no caer en una depresión. Esto sucede cuando comienzan a notarse peor físicamente y el ámbito emocional. Poco a poco sus contactos sociales van desapareciendo y su ritmo de vida va disminuyendo.

Aunque los motivos que minan la autoestima de algunos mayores pueden ser muy diversos, poco a poco pueden llevarles a un proceso depresivo y al aislamiento. Es importante, por tanto, que tanto los familiares como los cuidadores mantengan una actitud y un comportamiento que faciliten mantener y potenciar su autoestima.

Hoy vamos a destacar una serie de claves para fomentar la autonomía y bienestar social de los más mayores:

  • Fomentar su autonomía: Uno de los grandes errores es evitar que los mayores hagan tareas para que no tengan que realizar esfuerzos o porque son más lentos. No hay que tratarles como si fuesen inválidos. Es importante que hagan todo lo que sea posible por sí solos y hay que empujarles a ello. Sentirse útiles o capaces de hacer las cosas pese a sus limitaciones es importante para ellos.
  • Hacer que se sientan útiles: para ello se les puede encargar tareas sencillas que puedan hacer o desmenuzarlas paso a paso para que les sea más sencillo. En este capítulo también entra el compartir con ellos las preocupaciones, incluso pidiéndoles su consejo.
  • Ayudarles a mantenerse activos: un paseo, ir a la compra, salir con amigos, hacer pasatiempos que mantengan su agilidad mental, jugar con los nietos… Son muchas las actividades que se pueden hacer para evitar caer en el aislamiento, la soledad y el deterioro cognitivo.
  • Permitirle que tome decisiones que le afectan: de este modo se les ayuda a sentir que tienen control sobre su propia vida. Es importante pedirles su opinión sobre aspectos que le afectan directamente, como el pedir los servicios de un cuidador, elegir qué tarea va a realizar, etc.
  • Respetar su intimidad: cosas tan sencillas como dejarle sólo cuando lo pide, llamar a la puerta antes de entrar en su habitación o al baño cuando se está aseando, dejar que se vista sólo, les hará sentirse más independientes y respetados.
  • Cuida su imagen personal. Es un factor fundamental que influye mucho en la autoestima durante la tercera edad. La higiene personal, la ropa, el pelo… son cuestiones del aspecto personal que si se cuidan harán que el anciano se vea mejor y en consecuencia su autoestima mejore.
  • Fomentar la socialización. Aspecto fundamental. No hay mejor opción que cualquiera de nuestras residencias para que los familiares dejen en las mejores manos posibles el cuidado de los mayores. En nuestras residencias interactúan constantemente con personas de su misma edad y profesionales de la psicología que les ayudarán a sentirse mucho mejor anímicamente.

Son muchas las maneras en que se puede potenciar la autoestima de una persona mayor, pero siempre demostrando respeto y cariño. No hay que tratarles y hablarles como un niño, sino como a un adulto capaz de tomar decisiones, asumir responsabilidades y que tiene autonomía y vida propia. En Nexus Integral ayudamos a nuestros mayores en esta tarea, haciendo que cada persona mejore lo máximo posible su autoestima en cada una de nuestras residencias.